Corrientes del feminismo, enlaces

Corrientes del feminismo, enlaces

Feminismo radical

El feminismo radical es una corriente feminista que sostiene que la raíz de todas las desigualdades en todas las sociedades hasta ahora existentes ha sido el patriarcado.

Esta corriente se centra en las relaciones de poder que organizan las sociedades y que construyen los privilegios de los hombres sobre las mujeres.

El feminismo radical se propone derrocar el patriarcado por medio de la oposición a los roles de genero que se han impuesto a las mujeres. Con ello quieren reorganizar la sociedad hasta que desaparezca el patriarcado y con ello conseguir una sociedad igualitaria.

Feminismo afrodescendiente 

Esta vertiente del feminismo busca develar las problemáticas que han padecido las mujeres afrodescendientes a lo largo de la historia, debido a que su vida ha estado marcada por la explotación, la violencia, la esclavitud entre otras severas problemáticas.

Busca reivindicar la posiciòn de las mujeres afrodescendientes, promoviendo un mundo más plural y diverso en donde la sociedad occidental y blanca no sea indiferente ante estas problemáticas, ni se establezca como el único modelo a seguir, en donde el racismo ha establecido que los privilegios de las mujeres blancas son mayores a los de otras etnicidades y esto es algo que se está combatiendo

"La supresión histórica de las ideas de las mujeres negras ha tenido una marcada influencia en la teoría feminista. Vistas más de cerca, las teorías presentadas como universalmente aplicables a las mujeres como grupo resultan, en buena medida, limitadas por los orígenes blancos y de clase media de quienes las propusieron" (Hill Collins. 1998:259).

Así escribió la afroamericana Patricia Hill Collins ejemplificando el sentir de muchas afroamericanas que se toparon en el quehacer feminista con una teoría incompleta e incorrecta que bajo el velo de la generalidad de la categoría "mujeres" escondía su propio racismo. La misma lógica de exclusión que habían vivido las mujeres afrodescendientes desde épocas de esclavitud atravesaba la práctica feminista. Eran las grandes ausentes de la historia de las mujeres, junto con las indígenas, lesbianas, migrantes etc.

Al feminismo le traspasaba el carácter liberal, burgués y universalista que las pioneras combatieron en tiempos de las Luces y de la Revolución Francesa cuando se trataba de las desigualdades con los hombres. Una universalidad que no consideraba los contextos históricos, ni las experiencias individuales y colectivas de muchas mujeres que si bien eran víctimas del sexismo, eran también atacadas por los efectos de otros sistemas de dominación como el racismo, el clasismo, el heterosexismo. 

Ecofeminismo

Esta rama del feminismo, cuestiona el papel catastrófico que tiene el sistema en el que vivimos y su forma en que afecta al medio ambiente en conjunto con la opresión que nos afecta a las mujeres. Pues bien, esta vertiente surgió a mediados de los años setenta cuando la segunda oleada feminista empezó a tener un papel activo en defensa del medio ambiente.

En el libro ¨La Praxis del ecofeminismo¨ de María Mies y Shiva Vandana, definen esta vertiente como una crítica hacia dos formas de dominación y explotación por parte del sistema heteropatriarcal en donde la naturaleza como la mujer se contemplan como inferiores y son sujetos de explotación por medio de la producción y el consumo exacerbado que impacta negativamente en ambas partes. Por ende salvar al planeta, valoras a la naturaleza, a la mujer y generar acciones contundentes en su beneficios es lo que se promueve. 

Feminismo libertario

Existen diversas ramas del feminismo. Pero el feminismo libertario se distingue sobre todo por su escepticismo hacia el estado.

Ningún sistema de gobierno puede esperar sobrevivir por mucho tiempo la indiferencia explícita de la ley y el principio que regularmente, el gobierno de Estados Unidos exhibe. Bajo estas condiciones, no hay ninguna garantía legal, en que los derechos representen un valor sobre el papel, donde están escritos, y las mujeres que confían en tales garantías que las protegen en contra del prejuicio y la discriminación, se están inclinando a un ente de poco fiar.

Suzanne LaFollete, en su libro llamado “Concerning Women”.

Las feministas libertarias estiman, como lo hacen otras feministas, que las mujeres y los hombres deben gozar de la misma libertad. “El feminismo en el fondo exige que las mujeres sean tratadas como seres humanos libres,” escribe la politóloga Drucilla Cornell, una creencia con la cual las feministas libertarias están de acuerdo.  Nuestra convicción de igualdad de libertad, como otros libertarios, se basa en la idea de los derechos individuales y la igualdad de libertad para todos. 

Feminismo socialista

El feminismo socialista postula que la sociedad de clases y la diferencias de género han de ser erradicadas para que las mujeres determinen libremente las condiciones de su vida. El patriarcado y el capitalismo es visto como la causa de la opresión de la mujeres ya que la subordinación de la mujer esta planteada para favorecer a las clases dominantes que sustentan el capitalismo. Por lo tanto desde el feminismo socialista se trabaja en la abolición del capitalismo y la implantación del socialismo como una manera de conseguir una sociedad igualitaria.

Ciberfeminismo

El ciberfeminismo es esa corriente dentro del feminismo que se ocupa de pensar el vínculo entre mujeres y tecnologías de la información y la comunicación TIC's, y en su vertiente más política comprende el uso de ellas como fuente de empoderamiento de las mujeres. Para ello, se parte de la crítica sobre la invisibilidad de las aportaciones de las mujeres a la tecnociencia en general y a la informática en particular, y la denuncia de la historia hegemónica de la ciencia y la tecnología centrada precisamente en la visión masculina del mundo y del propio quehacer científico, lo que ha devenido en la conformación y uso de lo que serían tecnologías patriarcales.

Esto es estratégico, no sólo desde el punto de vista feminista en términos de agencia sociotécnica, sino desde la generación de espacios seguros y prácticas de cuidado y empoderamiento. En todo ello, la cuestión de lo común es fundamental. En primer lugar porque las feministas en el ciberespacio han conformado redes sociotécnicas complejas orientadas a resolver los problemas de las mujeres derivados del patriarcado (incluida la brecha digital de género). En segundo lugar, la cultura libre (y el ciberfeminismo relacionado con ella) plantea la producción, gestión y propiedad comunes de los bienes digitales. Y en tercer lugar, en un sistema en red la seguridad radica en que cada miembro tenga los cuidados necesarios para propiciar la participación y el intercambio respetuoso. En la medida en que el ciberespacio sea una forma segura de producción de comunidad, se ampliarán las posibilidades de agenciamiento y se alterará el sentido individualista, patriarcal y capitalista de las TIC’s. 

La historia del ciberfeminismo es muy reciente, se remite a la década de los noventa del siglo pasado, un movimiento que desde sus orígenes ha mantenido a flor de piel su heterodoxia definitoria y su multiplicidad de posiciones, a veces contradictorias, ello ha conllevado a una escasa línea deinvestigación del mismo movimiento, y por ello un pequeño, casi mínimo reconocimiento general del mismo.

Las diferentes posiciones ciberfeministas poseen un punto en común, el cual da solidez teórica al mismo movimiento, este punto no es otro que el del hermanamiento y la feliz convergencia entre la mujer y la tecnología, en busca de una salida a la situación de desigualdad de la mujer.

El ciberfeminismo nace más concretamente en 1991, Adelaide Australia, de las manos de un grupo de mujeres muy conectadas con el entorno de las estéticas del video juego y las tecnologías, este grupo, VNS Matrix estaba compuesto por cuatro mujeres, Jhosephine Strarrs, Juliane Pierce, Francesca da Rimini y Virginia Barrat, artistas y activistas que decidieron experimentar con el arte y la teoría del feminismo francés. Su primera acción fue la de crear un grupo de trabajo y experimentación, en el marco en el cual ensayaron su primer texto/obra, denominado el primer manifiesto ciberfeminista:Cibermanifiesto para el siglo XXI, posteriormente sacaron a la luz un texto de estética transgresora: El Manifiesto de la Zorra mutante, ambos escritos se realizaron en homenaje a Donna Haraway y a su concepto Cyborg.

Feminismo multicultural

Reforzar el feminismo multicultural como la rubrica en la que mujeres de distintos ámbitos culturales basen su participación política y se logren identificar, así como por una igualdad de condiciones en la esfera pública para que todas podamos “liberarnos de la tiranía patriarcal” fue el mensaje que Celia Amorós, Catedrática e Investigadora de Estudios de Género, del Instituto Universitario de Investigación, expuso durante el Seminario Internacional sobre la Participación de la mujer en los Países de Tradición Islámica.

Amorós abogó por un canon feminista multicultural con el objetivo de evitar que las mujeres occidentales “patenten” el feminismo y para rescatar claramente la función emancipatoria que esta línea de pensamiento debe cumplir cabalmente.

“Por qué un canon feminista multicultural, pues porque nos encontramos ante dos escollos: el que las mujeres occidentales caigamos en una posición etnocéntrica, considerando que feminismo es sólo aquello “made in occident”, mientras que el otro escollo que debemos sortear es el llamar feminismo a todo lo que diga llamarse así, debemos ser cautas porque efectivamente se nos puede dar “gato por libre” detalló Amorós.

La catedrática fue la encargada de ofrecer la Ponencia Marco, durante el Seminario Internacional de la Mujer en los Países de Tradición Islámica organizado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y el Movimiento por la Paz (MPDL) que dedicó las jornadas en su primer día a visualizar la participación política de las mujeres de tradición islámica.

Vídeos relacionados:

Historia del feminismo: las tres olas
Ramas y corrientes del feminismo

Fuente artículos sobre corrientes del feminismo:

- Afrofeminas: El feminismo también es afro
- UAEH, mx: Ciberfeminismo
- Monografías.com: Ciberfeminismo, Mujer y TICs
- El Rincón Violeta: Ramas del feminismo e interseccionalidad
- Sisters wisdom: Los feminismos de la tercera ola y contemporáneos: Las identidades y sus intersecciones
- Eter Magazine: Vertientes Feministas Que Debemos Conocer
- Nuria Varela: Feminismo Radical
- StudentsForLiberty: Feminismo libertario
- Grazia.es: Sobre el feminismo y sus corrientes
- EntreNosotrasCompartimos: Feminismo afrodescendiente
- HuffingtonPost: Feminismo negro: cinco mujeres que hicieron historia
- Amecopress: Celia Amorós aboga por un canon feminista multicultural

Artículos relacionados

Corrientes del feminismo, enlaces

Corrientes del feminismo, enlaces

26-11-2018 Colección Feminista

Breve resumen de las corrientes feministas más importantes para entender los diferentes puntos de vista de las mujeres y los movimientos feministas

Feminismo radical

Feminismo radical

26-11-2018 Nuria Varela

Fueron tan espectaculares en sus acciones públicas de protesta como en su destreza intelectual o su nueva manera de hacer política. El feminismo radical se desarrolló entre 1967 y 1975 y puso patas arriba tanto la teoría como la práctica feminista y de paso, la sociedad, que era lo que pretendían. 

Corrientes feministas

Corrientes feministas

25-11-2018 No Indicado

¿Sabías que el feminismo no es un solo movimiento unificado? Existen muchas corrientes dentro de esta ideología, y hoy vamos a intentar explicarlas y agruparlas para que podáis distinguirlas.

Las tres olas del feminismo

Las tres olas del feminismo

25-11-2018 Montserrat Barba Pan

El feminismo empieza en el momento en que se articulan, "tanto en la teoría como en la práctica, un conjunto coherente de reivindicaciones" y las mujeres se organizan para conseguirlas, conscientes de la existencia de discriminación sexual

No manipuléis el feminismo

No manipuléis el feminismo

25-11-2017 Ana I. Bernal Triviño

Dejad de presentar al movimiento feminista como mujeres exageradas que quieren dañar a los hombres. El feminismo no los quiere asesinar, ni violar, ni acosar, ni marginar en sus trabajos.