Nuria Coronado

Periodista de vocación, editora en Lideditorial y responsable de Comunicación. Además es Máster en Producción Radiofónica (RNE), Biblioteconomía y Documentación (Universidad Complutense) así como Mujer y Liderazgo (Aliter). Ha desarrollado su carrera durante 25 años a caballo entre el periodismo, la comunicación, la organización y presentación de eventos. Colabora con El Español, 20 minutos y Diario 16. Twitter: @NuriaCSopena

Cuando lo que te compras es un bebé. Vientres de alquiler

Cuando lo que te compras es un bebé. Vientres de alquiler

Comprobar en primera persona “la realidad monstruosa que se esconde detrás del eufemismo de la maternidad subrogada”. Eso fue lo que quiso hacer Núria González López, abogada especialista en Derechos Humanos, cuando visitó una agencia especializada en estos servicios en el corazón de Barcelona. 

“Mi objetivo, después de haber estudiado mucho sobre el tema de los vientres de alquiler, leído revistas científicas, artículos en prensa y hasta opiniones personales publicadas en ambos sentidos, era experimentar, por misma, todo lo que hay dentro de este negocio millonario, que tiene como base el pago de una cantidad a un intermediario para que haga entrega de un bebé, gestado y parido por una mujer, a otra mujer que no es su madre, pero que así va a figurar en los documentos oficiales”, explica. Y lo que se encontró cuando puso su pie allí fue demoledor. “Quien me atendió me dijo literalmente que la gestación subrogada es una ley con la que se consigue quitarle los derechos a quién los tiene, para dárselos a otra persona que no le corresponden”, comenta.

Nada más abrir la puerta se encontró con una oficina no demasiado grande pero muy bien situada y decorada con peluches, motivos infantiles y la prueba del éxito de los servicios que ofrecen: una docena de fotos de los niños y niñas –algunos gemelos- de los cuales habían sido proveedores. “Incluso había un cuento infantil en la mesa de la sala donde me atendieron titulado: Cómo mamá gatita ayudó a tener hijos a papá y mamá conejo”, recuerda.

Una clienta más

La única manera que esta abogada catalana tenía para comprobar la realidad que cerca de 1000 familias han llevado a cabo en España y que Ciudadanos pretende regular, era haciéndose pasar por una clienta más. “Como mujer en un país como España, que es proveedor de “clientes” y donde además, el contrato de vientre de alquiler es considerado nulo y su práctica un delito, fui a una agencia de gestación subrogada ubicada en el centro de Barcelona, totalmente accesible y con toda la publicidad en redes”, explica. 

Núria González López: “Mi objetivo era experimentar todo lo que hay dentro de este negocio millonario”

La visita la preparó a conciencia. Planteó el caso más extremo “para demostrar que da igual cuantas trabas legales formales existan. Pagando, todo es posible”, recalca. “A quien me atendió muy amablemente durante una hora (cuyas siglas son D.G) le dije que era una mujer soltera, heterosexual y sana en edad fértil con ganas de ser madre pero sin intención alguna de pasar por el proceso del embarazo por cuestiones de tiempo y trabajo. Además le especifiqué que tampoco iba a donar óvulos y que a pesar de que tenía pareja, quería que el niño fuese sólo mío ya que nunca se sabe si una pareja es para siempre. Y sobre todo, hice hincapié en que el dinero no era problema en absoluto”.

¿Cuál fue el discurso del comercial que te atendió?

La presentación de la agencia fue la de decirme que se habían decantado por la maternidad subrogada porque saben que van a tiro hecho ya que su anterior actividad, la de las adopciones internacionales, era muy complicada porque todo el proceso depende de que los asistentes sociales consideren idóneo o no a alguien para ser padre. Y que como eso dependía del día que tenga el asistente tuviese era mejor ir a lo más fácil y por lo tanto optar por ser agencia de gestación subrogada.

¿Buscaste la situación más extrema para ver hasta dónde llegan estas agencias? 

Sigue leyendo el artículo completo en: publico.es

Artículos relacionados

Cuando lo que te compras es un bebé. Vientres de alquiler

Cuando lo que te compras es un bebé. Vientres de alquiler

24-02-2019 Nuria Coronado, Nuria González López

Núria González López, abogada especialista en Derechos Humanos, cuenta su experiencia al acudir a una conocida agencia de “gestación subrogada” de Barcelona, para conocer de primera mano el funcionamiento de una práctica prohibida en nuestro país y que la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo ha comparado a la del tráfico de órganos.

Vientres de alquiler: la perpetuación de la estirpe

Vientres de alquiler: la perpetuación de la estirpe

21-01-2018 Inma Guillén

El capitalismo, en su conversión al neoliberalismo, y el patriarcado se unen en un juego macabro, cuyo objetivo es seguir utilizando a las mujeres para perpetuar la estirpe de los hombres