La cuarta ola del feminismo

La cuarta ola del feminismo

(foto duncan/Flickr. CC BY-SA 2.0)

Las olas del feminismo a través de la historia se han definido por vindicaciones concretas. Para una mejor comprensión histórica del movimiento feminista dividen el feminismo en tres olas sucesivas aunque, en esta última década, se considera que ya existe una cuarta ola. A continuación se describe brevemente las tres primeras olas y la cuarta con más detalle:

 

La metáfora de las 3 olas

(Por Judith Muñoz Saavedra)

La Primera ola nace a mediados del siglo XVIII, se extiende hasta principios del XX y se centra en la lucha por el derecho de las mujeres al voto y a la educación. En esta época las mujeres burguesas permanecían excluidas de la ciudadanía y relegadas al hogar, mientras que las mujeres de la clase trabajadora sufrían las consecuencias de la situación económica y social provocada por el auge del capitalismo y la revolución industrial. La influencia de las ideas ilustradas se había extendido por toda Europa, Estados Unidos y el resto de América. En este contexto marcado por el liberalismo y las grandes movilizaciones sociales surge el sufragismo en EEUU, muy ligado al movimiento de abolición de la esclavitud, y luego se extiende al resto de sociedades industriales. Con el sufragismo, por primera vez, el feminismo aparece como un movimiento de carácter internacional con identidad teórica y práctica organizativa propia.

La Segunda ola tiene lugar en los años 60 y 70 del siglo XX y está vinculada a los movimientos contraculturales en Europa y por los derechos civiles en Estados Unidos. Abarca una amplia gama de manifestaciones teóricas y prácticas que se pueden agrupar en al menos tres perspectivas: el feminismo liberal, el feminismo radical y el feminismo socialista.

Estas tres perspectivas tienen en común la idea de una ampliación de derechos, la consecución de la plena igualdad, la reivindicación de una sexualidad libre, la denuncia de la invisibilidad del trabajo doméstico y de los estereotipos sexistas. Pero cada feminismo define un enfoque diferenciado, una metodología y una reflexión que los distingue internamente y refleja sus diferencias.

La tercera ola del feminismo emerge a comienzos de la década los 90. Se hizo evidente que el feminismo había dado paso a una multiplicidad de corrientes. Perspectiva influenciada por enfoques posmodernos, culturales e identitarios así como, por la lucha por la diversidad e integración de distintas razas, etnias y orientaciones sexuales dentro del movimiento.

Lucha por el derecho al divorcio, al aborto; la igualdad empieza a plasmarse en leyes pero sin cuajar en la realidad.

Tercera ola que convive con la expansión, a partir de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer celebrada en Beijing en 1995, de una agenda internacional de reformas legislativas y políticas públicas, la creciente institucionalización del enfoque de género y la consolidación de los estudios feministas del desarrollo que centraron su atención en las problemáticas que afectaban a las mujeres del “tercer mundo” en el marco de la consolidación de las políticas neoliberales.

La cuarta ola del feminismo

Se considera que la cuarta ola comenzó a principios de los años 2000, aunque el impulso no llegó hasta 2012 gracias al impacto de las redes sociales. Fue en ese momento en el que se empezaron a iniciar campañas y movilizaciones virales en todo el planeta como #FreeTheNipple o #HeForShe que contribuyeron a una extensión de una conciencia feminista global. (La Factoría)

Además de la función de viralidad, las redes sociales cumplieron también un importante papel como herramienta para evitar a los gatekeepers de los medios de comunicación tradicionales, generalmente dominados por hombres. Esto permitió que las participantes de las diferentes acciones pudieran hacer llegar su mensaje sin ningún tipo de filtro. (La Factoría)

Fuera de las redes, también hay varios hechos que han potenciado el resurgir feminista: por un lado, desde el activismo feminista, la llegada de muchas mujeres feministas a puestos de poder dentro de organizaciones como partidos y sindicatos. Y por otro, desde la concienciación feminista de las personas individuales, los relatos personales de famosos mediante el movimiento #MeToo o los casos de violencia de género que saltaron a la opinión pública como “La Manada”. (La Factoría)

La cuarta ola plantea la existencia desde la segunda década del siglo XXI de un nuevo momento histórico en la lucha por los derechos de las mujeres marcado por manifestaciones multitudinarias en diversos países denunciando la violencia contra las mujeres y reclamando el avance en la agenda inconclusa de la paridad y la defensa de los derechos de las mujeres como derechos humanos en su agenda prioritaria. (Wikipedia)

La conceptualización continúa perfilándose en la actualidad.​ Como movimiento de carácter internacional, además de definirse en torno a la reacción unánime frente a la violencia patriarcal, se caracteriza por la diversidad de debates alrededor de la desigualdad de las mujeres y la falta de reconocimiento de sus Derechos Fundamentales en los diversos ámbitos de las distintas sociedades a nivel mundial.​ Se manifiesta de forma reivindicativa a través de convocatorias a nivel nacional o internacional con importantes manifestaciones en las calles. (Wikipedia)

La Cuarta Ola feminista recupera a las mujeres como sujeto político, señala la filósofa Alicia Miyares​ y entre los principales objetivos se sitúa el completar la agenda inconclusa de la paridad, que no se ha extendido más allá de la paridad en la representación política: periodistas, deportistas, científicas, académicas, editoras, juristas, actrices, etc. (Wikipedia)

Por primera vez en la historia no encontramos un solo país sin presencia de organizaciones feministas o asociaciones que defiendan los derechos de las mujeres. La globalización del feminismo pone de manifiesto tanto la fortaleza de las ideas feministas como el crecimiento de la conciencia social crítica frente a la desigualdad y la explotación económica y sexual de las mujeres. Y este hecho, la globalización del feminismo es, sin duda, una característica de la cuarta ola. (Rosa Cobo)

Esta cuarta ola feminista debe leerse como una advertencia a ese conjunto de fuerzas ideológicas que articularon la reacción patriarcal y que intentaron persuadir a las sociedades patriarcales de que el lugar natural de las mujeres era el de la subordinación a los varones. La reacción patriarcal fue la respuesta a los avances conseguidos por las mujeres tras la explosión feminista de los años setenta. El feminismo radical politizó a millones de mujeres en los países en que se desarrolló esa tercera ola feminista y su influencia alcanzó a grupos de mujeres de otras zonas del mundo. (Rosa Cobo)

La lucha activa contra la violencia sexual y por la paridad real asienta el nuevo periodo

El nuevo impulso del feminismo tiene los ingredientes que definen esta cuarta ola. El gran elemento común que lo aglutina es la lucha contra las violencias, la violencia sexual no sólo en el ámbito privado sino en el público, y el tránsito de la teoría a la acción. La nueva ola es además un movimiento de masas gracias a las redes sociales. (La Vanguardia)

Como ante cualquier avance, el feminismo está sometido a tensiones, pero hay consenso en que ha cuajado un tiempo nuevo. El leitmotiv, subraya Sara Berbel, doctora en Psicología Social y directora de Barcelona Activa, es que se ha identificado la violencia que ejerce el patriarcado, una violencia que ya no se define sólo en el ámbito doméstico sino en todos, expuesta en las masivas denuncias como el #MeToo o el # Yositecreo (forjado como respuesta al juicio de La Manada), un hilo común internacional. (La Vanguardia)

La lucha contra la violencia sexual en esta cuarta ola ha de leerse también en el combate contra la prostitución –que ha crecido exponencialmente de la mano de la globalización y la trata- y los vientres de alquiler. Es combatir, según exponía la filósofa Alicia Miyares en la jornadas feministas de Fuenlabrada, unas nuevas formas de explotación. La violencia basada en la creencia masculina de que los hombres pueden apropiarse de los cuerpos de las mujeres, de que tienen derechos sobre sus cuerpos. (La Vanguardia)

Artículos relacionados:

Libros:

Vídeos:

Fuentes:

Este artículo ha utilizado extractos de los siguientes artículos originales:

Artículos relacionados

La cuarta ola del feminismo

La cuarta ola del feminismo

09-12-2019 Colección Feminista

La cuarta ola del feminismo plantea la existencia de un nuevo momento histórico en la lucha por los derechos de las mujeres marcado por manifestaciones multitudinarias en diversos países denunciando la violencia contra las mujeres y reclamando el avance en la agenda inacabada de la paridad y la defensa de los derechos de las mujeres como derechos humanos en su agenda prioritaria.

Ramas y corrientes del feminismo

Ramas y corrientes del feminismo

26-11-2018 Colección Feminista

Breve resumen de las corrientes feministas más importantes para entender los diferentes puntos de vista de las mujeres y los movimientos feministas

Corrientes feministas

Corrientes feministas

25-11-2018 No Indicado

¿Sabías que el feminismo no es un solo movimiento unificado? Existen muchas corrientes dentro de esta ideología, y hoy vamos a intentar explicarlas y agruparlas para que podáis distinguirlas.