“Los niños ven porno a los 11 años. A esa edad hay que hablarles de ello en clase”

“Los niños ven porno a los 11 años. A esa edad hay que hablarles de ello en clase”

El anagrama feminista es lo que casi se ve primero al conocer a la profesora Hanna Björg Vilhjálmsdóttir, Lo lleva tatuado en el cuello. La lucha por los derechos de la mujer vino antes que las aulas. Profesora tardía (se licenció a los 43 años después de una vida como consultora), se dio cuenta de que en los institutos no se educaba sobre igualdad de género. Pese a que en Islandia, campeona mundial del feminismo, estos estudios están contemplados en la ley. Es la pionera de la enseñanza sobre la equidad en los institutos de su país. En casi la mitad de ellos los alumnos entre 16 y 19 años cursan un programa de 16 semanas. Verla impartir una clase ilustra su entusiasmo por una tarea en la que ya lleva más de una década.

Pregunta. ¿Cómo empezó a dar clases de igualdad de género?

Respuesta. Le pedí a mi tutor, cuando me contrataron recién licenciada, si podría intentar un nuevo proyecto sobre igualdad de género. Fui valiente e insistente y simplemente lo hice.

P. ¿Cómo se preparó para dar las clases sin que hubiera un temario específico?

R. Leí algunos artículos, recopilé vídeos y otros recursos para mis alumnos. Pero lo primero y más importante, hablé con ellos. Utilicé el método del debate. Les hice analizar la cultura popular en la que se movían. Hablamos y nos escuchamos. Les mostré el amplio espectro de las relaciones de poder en la sociedad y cómo la desigualdad es sistemática en todos los sectores.

P. ¿Cuál fue el resultado?

R. Rápidamente me di cuenta del buen material que tenía en mis manos. Una especie de huevo de oro. Los estudiantes respondieron muy bien ante el curso y me animaron a continuar. Entonces empecé a difundirlo. Hablé con profesores de sociología y con los medios de comunicación, escribí artículos…

P. ¿Cómo cambian los estudiantes al final del curso?

Sigue leyendo el artículo completo en: elpais.com

Artículos relacionados

El Porno feroz, y la misoginia como espectáculo

El Porno feroz, y la misoginia como espectáculo

29-12-2017 Gabriel Núñez

El porno impulsado por una insaciable ansia de ofrecer “todavía más”, se ha convertido en una maquinaria universal de propaganda misógina. Este alegato contra el porno es una reflexión desordenada y confusa, alarmada y dolorosa, que se enfrenta, sobre todo, al silencio que la sociedad mantiene sobre este asunto.

No vuelvas a culpar a una mujer maltratada

No vuelvas a culpar a una mujer maltratada

20-05-2017 Ana Isabel Bernal Triviño

¿Cómo responder si una mujer confiesa que ha sido maltratada? Para empezar, di solo que la felicitas por salir de ello. Así comenzará a darse cuenta de su poder. Ese es el primer paso para salvarse.